jpg(16).jpg

Los antecedentes más remotos de la comuna datan de las culturas precolombinas Molle y Diaguita, cuyas principales actividades para sus necesidades eran las primarias y de recolección.


Las invasiones Incas dieron origen a nuevas formas de vida traducidas en el desarrollo de la alfarería y agricultura, cambiando su vida de trashumancia a sedentarismo, creándose asentamientos en los respectivos valles.
En el periodo de la conquista (1540 – 1549) se transformó la comuna, en distintas encomiendas, introduciéndose así nuevas formas de vida y  costumbres traídas por los españoles. Este es el punto de partida de la desaparición de la cultura autóctona debido al mestizaje.


El proceso de conquista, a lo que se sumó el bajo número de la población indígena existente en la zona, obligó a suplirla con contingentes Yanaconas (traídos del Perú). Además hubo un tráfico de indígenas Huarpes desde los territorios trasandinos (Tucumán, San Juan y Área Cuyana) y la presencia importante de Mapuches, los cuales llegaron también con los encomenderos.


Con lo anterior, la cultura Mapuche dejó un legado de su cultura en toponimia y ciertas practicas artesanales que aún están presentes en el tallado de maderas (Artesas morteros), tejidos de totora, (canastos para la recolección de frutos), mitos y leyendas.
Cabe destacar que son de lengua mapuche ( Mapudungún), los nombre de CARÉN: “lugar verde” COLLIGHUAY: “ huala o pato pardo”; HUALTATAS: “ donde se juntan los contornos”; TULA-HUEN: “pareja de garzas”; PANGUI: “león chileno, puma”; RAPEL:” garganta de greda negra”; MIALQUI: “ lo que se lleva consigo”; GUATULAME: “entre cerros”, como también  son los nombres de PALQUI, TOME, ÑIPAS que sirven para denominar ciertas plantas, del mismo modo que la voz QUILLAY y MAQUI.


La información histórica disponible permite constatar que la comuna de Monte Patria comienza a conformarse a partir del siglo XVIII, por la donación y entrega de tierras a Don Juan Cisternas de la Cerna, corregidor de La Serena, las cuales eran las demasías del Coronel Pedro Cortés Monroy, Marqués de Guana y Guanilla. Es el hijo de este Coronel, quien declara ser el dueño de la estancia Monterrey, sin que nadie se atreviera a contradecirlo, donde tenía su casa patronal en lo alto de lo que hoy es Monte Patria.
Otro hecho histórico relevante para la comuna, ocurrió durante el periodo de la Independencia, cuando los pasos de Guana (donde se encuentra la tenencia de carabineros en la central Los Molles)  y Calderón (actual paso de La Chapetona) fueron elegidos por los patriotas para sorprender a los españoles que ocupaban Coquimbo. Es este hecho el que dio origen al nombre de la comuna, en rechazo a la denominación Monterrey que hasta entonces prevalecía, y a la vez en homenaje a dicho ejército.


Político administrativo

Respecto a lo político y administrativo, la comuna de Monte Patria se crea en 1891, por Decreto de 22 de Diciembre, formando parte de la Provincia y Departamento de Coquimbo. Dichos límites ahí definidos, sufren una serie de ajustes. El Decreto Ley 803, de 22 de diciembre de 1925, introduce ajustes territoriales entre las comunas de Monte Patria y Carén; el Decreto Fuerza de Ley 8.582, de 30 de diciembre de 1927 suprime el Departamento de Coquimbo , el que se anexa al de Ovalle  y también suprime la Comuna de Carén la que es anexada a Monte Patria; el Decreto Ley 1.317, de 31 de diciembre de 1975 establece que la región de Coquimbo, se divide en tres Provincias (Elqui, Limarí y Choapa). Finalmente el Decreto Ley 2.868 de Septiembre de 1979, reestructura la división territorial comunal anexándose a la Comuna de Monte Patria los distritos 8, 9 y 10 de Combarbalá y parte de los distritos 17 y 18 de Ovalle.

Volver arriba