IMG_2850.JPG

Alrededor de unas 10 familias junto a sus hijos en situación de discapacidad llegaron hasta el Corral de Amansa Racional Cuna del Sol, ubicado en Chañaral de Carén en la comuna de Monte Patria, para participar de la jornada de terapia asistida con caballos.

 

Este proyecto, que nació gracias al trabajo en conjunto entre la Dirección de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Monte Patria y el Centro de Padres y Apoderados del Colegio Mastay, quienes a través de un proyecto GORE lograron financiar estas terapias que busca crear nuevas sensaciones en los niños a través de la conexión con la naturaleza. 

 

Lissete Tapia, representante de DIDECO, señaló que esta idea va a “beneficiar a todos los niños y niñas en situación de discapacidad de Monte Patria, no solamente a aquellos que pertenezcan al establecimiento educacional o aquellos que realicen sus terapias en el Centro Comunitario de Rehabilitación”.

 

En cada sesión, de unas 4 horas aproximadamente por grupo, los niños interactúan con los equinos donde pueden acariciarlos, montarlos, peinarlos y realizar una diversidad de ejercicios arriba del caballo, los cuales son guiados por kinesiólogos del Centro Comunitario de Rehabilitación de la Comuna, como Sebastián Robledo quién nos comentó sobre los beneficios que tienen estas terapias.

 

Esta interacción con un animal que es muy conocido y que tiene mucho carisma con el trato con los niños; a diferencia de los gatos y los perros, el caballo tiene una especie de aura que logra transmitir hacia los niños, a través de la quietud, la paz y la relajación. Además cuando los niños están arriba del equino, este genera una inestabilidad en los niños que permite mejorar cosas como el equilibrio, la coordinación, la fuerza del tronco, entre otras cosas”, manifestó el especialista.

IMG_2808.JPG

Sin lugar a dudas, es una experiencia tanto para los niños y niñas como para sus padres o tutores, los cuales se mostraron muy contentos con este proyecto que se está llevando a cabo entre la municipalidad y el Centro de Padres del Colegio Mastay. Carmen Oliva, madre de uno de los niños que participó en esta actividad, dijo que “esta es segunda vez que venimos. Para nosotros ha sido muy bueno e innovador porque le ayuda a los niños a relajarse, les ha disminuido un poco la ansiedad”.

 

Estas terapias, están dirigidas a todos aquellos niños y niñas en situación de discapacidad de la comuna y durante los próximos meses se estarán realizando otras sesiones, por lo que la Dirección de Desarrollo Comunitario está haciendo un llamado a todas las familias interesadas en participar en este proyecto, ya que aún quedan cupos para las futuras terapias.

Volver arriba